En las profundidades del bosque al poniente de la Ciudad de México se encuentra un tesoro histórico y natural que ha presenciado siglos de cambios y transformaciones. El Exconvento del Desierto de los Leones, también conocido como «Las Islas», es un lugar enigmático con una historia rica que se funde con la exuberante naturaleza que lo rodea. En este reportaje, exploraremos la historia y el legado de este sitio único.

 

Un Refugio Carmelita: A principios del siglo XVII, los Monjes Carmelitas Descalzos construyeron el Exconvento del Desierto de los Leones como un refugio para la meditación y la contemplación. Ubicado en el entonces Desierto de Nuestra Señora del Carmen de los Montes de Santa Fe, el lugar fue elegido por su aislamiento y tranquilidad.

 

La Construcción Inicial: La construcción del exconvento comenzó en 1605 y culminó en 1611. Su arquitectura reflejaba los valores de los monjes: austeridad, armonía y utilidad. Dentro de sus muros albergaba una biblioteca, claustros, numerosas habitaciones y una cocina, entre otros espacios para la vida religiosa.

 

Reconstrucción y Abandono: A principios del siglo XVIII, un fuerte terremoto dañó el exconvento, lo que llevó a su demolición y posterior reconstrucción bajo la dirección del arquitecto José Miguel de Rivera Saravia. Sin embargo, en 1814, la comunidad de los Monjes Carmelitas Descalzos decidió retirarse del lugar, marcando el inicio de su abandono.

 

Reserva Forestal y Parque Nacional: En 1876, el presidente Sebastián Lerdo de Tejada declaró la región como zona de reserva forestal e interés público, inicialmente para aprovechar los manantiales y abastecer al entonces Distrito Federal. En 1917, el presidente Venustiano Carranza lo estableció como el primer Parque Nacional de México, conocido como el Parque Nacional Desierto de los Leones.

 

El Enigma del Nombre: El nombre «de los Leones» tiene dos posibles orígenes: uno relacionado con la presencia de gatos monteses en la zona, que tienen similitudes con los leones; el otro, con los hermanos León, dueños de las tierras y representantes de los Carmelitas ante la Corona Española.

 

Hoy en día, puedes explorar el Desierto de los Leones y su exconvento, ubicados en Cuajimalpa de Morelos, CDMX. Abierto al público de martes a domingo de 09:00 a 17:00 horas, este lugar es un testimonio vivo de la historia y la naturaleza que coexisten en armonía en la Ciudad de México. Una joya que merece ser descubierta y apreciada por generaciones futuras.

 

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Comments

No hay comentarios que mostrar.