La producción de urea por parte de Petróleos Mexicanos (PEMEX) experimentó un crecimiento del 650% entre 2020 y 2023, al llegar a las 210 mil toneladas al término del último año, frente a las 28 mil toneladas iniciales.

Con la planta Urea II programada para iniciar operaciones en marzo de este año, tras las reparaciones necesarias, y después del reinicio de la producción de urea en Coatzacoalcos con la planta I hace tres años, que llevaba 21 años sin funcionar, la empresa productiva del Estado se propone alcanzar una producción de 855 mil toneladas para el año 2024.

Un tema prioritario en la administración actual es la recuperación de activos afectados por malas decisiones pasadas. En este sentido, Octavio Romero Oropeza, director general de PEMEX, explicó que durante el sexenio anterior se adquirieron a sobreprecio y en mal estado dos complejos de fertilizantes: Agronitrogenados (ahora Pro-Agroindustria) y Grupo Fertinal. Sin embargo, por instrucciones del presidente, se destinaron 216 millones de dólares para reparar el daño y mejorar la producción, en beneficio de la autosuficiencia alimentaria.

Con la entrega eficiente de urea desde la planta de Coatzacoalcos, gracias a la participación de PEMEX en el programa Fertilizantes para el Bienestar, cerca de 190 mil agricultores fueron beneficiados. La contribución de PEMEX no se limita únicamente a la producción, sino que también abarca el envío y traslado del fertilizante desde las plantas nacionales hasta los puertos y las 10 macrobodegas en territorio mexicano.

Durante el transcurso del año 2023, se estima que la compañía petrolera de México cumplió con un 70% de los objetivos establecidos en esta iniciativa. En contraste, se prevé que para el año 2024, PEMEX aumentará su producción de fertilizantes al 84.2%, al satisfacer completamente la demanda del programa para el cierre de dicho periodo.

Con la meta de beneficiar a dos millones de pequeños productores este año, el Programa de Fertilizantes para el Bienestar se expandió desde su fase inicial en Guerrero en 2019 hasta cubrir todas las entidades del país. Esta iniciativa, que comenzó en la región centro con estados como Morelos, Puebla y Tlaxcala, representa un esfuerzo significativo en el apoyo a la agricultura nacional.

Al cierre de esta administración, según el directivo, se habrán reparado dos plantas de urea, cuatro de amoniaco, la rehabilitación integral de la planta de fertilizantes en Lázaro Cárdenas y la mina de roca fosfórica en Baja California Sur en materia de fertilizantes, con una inversión total de más de 15 mil 100 millones de pesos.

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Comments

No hay comentarios que mostrar.